jueves, 7 de octubre de 2010

Aprendamos de la madre Rusia


Para mí, personalmente, Rusia es un país desconocido. Pero han tenido una idea que apoyo totalmente. Según parece, los curanderos, sanadores y similares son tremendamente abundantes en este país, hasta el punto de que superan en número a los médicos. Y las autoridades han decidido limitar la publicidad de estos colectivos, para evitar en la medida de lo posible las estafas que a diario se llevan a cabo. Como han dicho literalmente, "pretender curar un tumor o el SIDA con ayuda de tisanas es un crimen".

Tal vez sea porque en Rusia los curanderos tienen un aire más "rústico" o más "tradicional" y por eso son más fácilmente identificables. Pero en nuestro país tambíén hay mucho estafador que se basa en la desesperación y la buena voluntad de los pacientes para enriquecerse a su costa. El hecho de que sean menos abundantes que en Rusia no significa que tenga que pasarse por alto que muchas personas son víctimas de sus engaños. No estaría mal que les copiáramos la idea a nuestros camaradas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada