lunes, 11 de julio de 2011

No more heroes


En cierto modo, esta entrada está relacionada (y mucho) con la anterior, en la que doy mi opinión sobre el programa "Superdoctores" que acaba de estrenar Cuatro. Porque, desde luego, el protagonista entraría de lleno en este nuevo "perfil".

El doctor Cavadas, mediático donde los haya, ha vuelto a saltar a la palestra por haber realizado el primer transplante de dos piernas en el mismo paciente, lo cual abre un horizonte completamente nuevo para aquellas personas que, careciendo de extremidades inferiores por el motivo que sea, no toleran o no pueden ser portadoras de prótesis. Hasta ahí, todo perfecto. Mi más sincera enhorabuena a todo su equipo.

Pero noticias como ésta tal vez traten de encubrir otras cosas. Ya sabemos como somos, nos gusta más un gran titular, algo en lo que somos "los primeros del mundo", que analizar la realidad diaria de nuestro sistema sanitario. Porque mientras esta intervención pionera llavada a cabo por el equipo del doctor Cavadas (no olvidemos la palabra "equipo", por favor, que nadie opera solo) acapara portadas, otras cosas se ocultan un poquito más.

Por ejemplo, en Andalucía el cierre de camas, la prácticamente nula existencia de contratos de sustitución para la época vacacional o el aumento de la temporalidad en las contrataciones (aunque parezca increíble que la temporalidad pueda aumentar aun más) no es una noticia que precisamente se comente en los titulares. Y afectará a mucha gente, eso ni lo duden.

Y quien dice esto, dice la amenaza de ERE en la Sanidad catalana, la dejadez y el abandono en el que se ha dejado la Urgencia del Hospital Henares con únicamente dos facultativos de guardia por la noche para un área de más de 200.000 personas, o la situación de alarma que se ha creado en Baleares (y en otras autonomías) con el tema de "no hay dinero, no sé cómo vamos a llegar a fin de año".

Todo esto afecta mucho más a la población general, a los pacientes que necesitan una atención rápida y eficaz en Urgencias, a los que están pendientes de una intervención quirúrgica menos espectacular e innovadora que la que hemos mencionado al principio pero que puede salvarles la vida o mejorársela considerablemente, a todas las personas que van a precisar de un cuidado de su salud en estos días de verano (especialmente complicados en algunas partes de nuestro país). Pero de esto no se habla. Los "héroes" son otros.


PD: para todos esos gestores que hace mucho tiempo que no se acercan a la realidad de la medicina, este artículo del New England Journal of Medicine (una revista que apenas tiene prestigio, qué va...). En él se concluye que una disminución del personal de enfermería en la atención a pacientes hospitalizados se asocia a una mayor mortalidad de los mismos. Para que luego algún lumbreras diga que, a pesar de los recortes, la atención de calidad está "garantizada".

1 comentario:

  1. No me ves, pero te estoy haciendo la ola.
    Enhorabuena por la entrada.

    ResponderEliminar